“Chuchear” ahora es un lujo que pocos pueden darse

Wall Street

Consumir maní, cotufas, galletas o chocolate más que un capricho para mucha gente es parte de su dieta o una manera de controlar la ansiedad. Pero “chuchear” también se ha convertido en un lujo que muy pocos pueden darse debido a sus altos precios. “He reducido mi consumo de chucherías.

chucheria

Antes me compraba un chocolate todas las tardes ya no, porque el más pequeño cuesta 500 bolívares”, dijo Andrés Salazar. Si se compra un chocolate de 30 gramos de lunes a viernes tendría que gastar 2.500 bolívares semanales. Por un mes completo de meriendas el monto asciende a 10.000 bolívares, 66,4% de un salario mínimo que está en 15.051,15 bolívares mensuales. “Ahora solo lo como cuando me quiero dar un gusto”, agregó.

Un paquete de galletas de 50 gramos rellenas de chocolate o de coco cuesta entre 500 y 600 bolívares, mientras que un paquete de tostones de 43 gramos sale entre 320 y 500 bolívares. Un tubo de 40 gramos de chocolate untable se encuentra entre 400 y 450 bolívares y un paquete de mentas entre 280 y 500 bolívares.

Marcos Camacho contó que las chucherías formaban parte de su dieta diaria y ahora lamenta no poder comprarlas: “Los precios no me dejan”. Adriana Martínez, su esposa, añadió que las meriendas de su hija ahora son menos variadas. “Antes le comprábamos algo distinto todos los días, pero ya no. Intento adquirir cosas que vengan separadas por paquetes para darle uno todos los días, no dos como antes. Si la alimentación primordial se ha visto disminuida, imagínate esto”.

Un empaque de 8 gramos de cotufas está entre 200 y 250 bolívares. 45 gramos de nachos, maíz inflado o papas fritas tienen un precio que va desde 220 bolívares hasta 400; los bocadillos de plátano y guayaba entre 160 y 200 bolívares; las galletas saladas 100 y 120 bolívares y las dulces simples 120 bolívares.

El elevado precio de las chucherías también ha afectado a los comerciantes, quienes aseguran que se han incrementado 50% desde principios de este año. “Todo ha subido 50%. Es bastante, pero no puedo hacer nada porque cada vez que voy a comprar los productos los encuentro a precios más altos”, señaló María Gutiérrez, vendedora.

Inés González, que tiene un puesto en Los Cortijos, indicó que en los últimos dos meses la caída en la venta de chucherías se ha acentuado. “No se están vendiendo porque se han puesto muy caras y la gente no tiene para pagarlas. Creo que subieron alrededor de 40% o 50%”.

Un paquete de maní salado cuesta entre 300 y 400 bolívares y el mix de maní garrapiñado, maní salado y pasas está en 500 bolívares. Los brownies se consiguen en 500 bolívares y los panques en 400 bolívares.

“Recuerdo cuando me podía comprar un chocolate y un ponqué. Ya eso es imposible”, dijo Gabriela Rodríguez.

Fuente: El Nacional