Lo mataron por robar cambures en Ocumare

Wall Street

Un ciudadano, de 82 años de edad, detenido por comisiones de la Policía de Aragua señalado como el presunto homicida de un joven de 18 años de edad en la población de Ocumare del municipio Costa de Oro, será presentado en el transcurso de las próximas horas ante un tribunal del Circuito Judicial del estado Aragua.

Imagen Referencial
Imagen Referencial

De acuerdo a la información facilitada a los periodistas, el homicidio ocurrió a las 4:30 de la tarde en el sector El Monasterio, y la víctima de ese hecho de sangre fue identificada como Leoner José Urian Bravo, quien residía en la calle 24, casa número 31 del sector Constanza II.

Se indicó que el octogenario, propietario de un sembradío de cambures y otros cultivos en esa región costera, estaba cansado de que sujetos de mala calaña ingresaran a su finca y se llevarán la cosecha.

Veía que sus esfuerzos de trabajo se los llevaba el hampa, y al parecer, uno de los sospechosos era Leoner José. En la tarde del miércoles lo vio dentro de su propiedad, supuestamente robando cambures.

Ante esa acción irregular, el trabajador del campo se molestó e inmediatamente tomó entre sus manos una escopeta, efectuándole un disparo por la espalda, causándole la muerte.
Los compañeros de la víctima, preocupados por lo ocurrido, se trasladaron al comando policial denunciando ese hecho. Seguidamente comisiones policiales lo detuvieron y lo dejaron detenido a las órdenes del Ministerio Público.

Mientras que José Bravo, tío del joven, afirmó lo contrario a esos señalamientos, expresando que su sobrino salió al río a darse un baño con unos amigos. “Tengo entendido que unos muchachos ingresaron a ese sembradío a robar unos racimos de cambures”.

Poco después los intrusos fueron sorprendidos por el anciano y para salvar su pellejo salieron corriendo. “Mi sobrino quien se bañaba hizo lo propio y lamentablemente recibió un tiro en la espalda. El cayó muerto fuera de la propiedad del victimario”.

Si hubiese estado robando la producción, la versión fuese válida sí habría sido caído dentro del terreno. “Como las cosas no están claras, ahora yo tengo mis dudas y espero que el Cicpc establezcan las causas del homicidio y se establezcan las sanciones de rigor que impone la legislación venezolana. Finalizó diciendo que el chamo cursaba estudios de bachillerato en la misión Ribas en Ocumare.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

foto | JOSÉ LUIS VALERA