Comerciantes del Mercado Libre preocupados por la inseguridad

Wall Street

Baños en mal estado, inseguridad y falta de alumbrado público, son algunos de los problemas que atraviesan actualmente los comerciantes y usuarios del Mercado Libre de Maracay.

mercado-libre-Maracay
No se observa presencia de efectivos policiales en los alrededores del mercado

Los dueños y encargados de los puestos que se encuentran en dicho lugar aseguraron que, a pesar de haberse dirigido en diversas oportunidades a los representantes de dicho mercado a plantear sus problemáticas, no han tenido respuesta alguna.

Maximiliano Rincón, quien es dueña de un puesto donde dicta clases de costura, aseguró que el principal problema que se presenta en el mercado es la inseguridad, por lo que resaltó que en los pasillos se necesitan de manera inmediata la incorporación de efectivos policiales.

Además solicitó la instalación de un sistema de protección de las puertas, las cuales son cerradas con “guarales” y no con candados.

Igual opinión tuvo Alcira Sánchez, quien agregó que durante las clases que ofrece al público de manualidades unas de sus alumnas fue víctima de la delincuencia que se vive diariamente en el mercado.

Sánchez aseguró que todas las personas que hacen vida el ese lugar viven en zozobra ante el miedo de ser despojadas de sus pertenencias. “No tenemos presencia de policías en ningún lado”, aseguró.

Por su parte, Martha García sumó el problema del pésimo estado de los baños, asegurando que no cuentan ni con puertas adecuadas ni agua. Recordó que hace aproximadamente tres años realizaron trabajos de mejoramiento de los baños, pero a su juicio utilizaron materiales de mala calidad, motivo por el cual hoy día no están aptos.

Para completar, los martes cuando abre su puesto, el pasillo se encuentra lleno de excrementos de animales y basura.

Ángela-Martínez
Ángela Martínez: “Las personas no vienen por miedo a que las roben”

Otra persona que manifestó su preocupación por la inseguridad fue Ángela Martínez, quien dijo que los consumidores ya le temen acudir al mercado. Incluso, ha disminuido el número e inscritos en los cursos de manualidades y costuras que se dan en el recinto. “Muchas veces no trabajamos porque debemos bajar las santamarías cuando presenciamos un robo”, relató.

Por su parte, Cristina Doni afirmó que recientemente le robaron 20 bultos de harina de maíz, 2 de café, 3 de arroz, 5 cuñetes de aceite comestible, 2 cajas de salsa de tomate y 60 kilos de queso, mercancía que fue reportada como robada ante los representantes del mercado, quienes no se hicieron responsable del hecho.

Cristina-Doni
Cristina Doni: “Me robaron una mercancía que tenía guardada en el deposito”

Los comerciantes afirmaron que en el Mercado Libre de Maracay no se observa presencia de uniformados ni adentro ni afuera, por lo que solicitaron al gobierno regional y municipal que incorpore uniformados para disminuir la acción hamponil.

ZULEIKA ROSALES | elsiglo
fotos | FÉLIX BARRETO