6 Hombres arrojaron 2 granadas a la Estación Policial del 23 de Enero

Wall Street

En represalias por los dos abatidos en la tarde del martes en el sector 4 de El Viñedo, en San Vicente al oeste de la ciudad, identificados como Javier Alejandro Arias Medina (23) y Yonathan Alejandro Pacheco, de 24 años,  alias “El Bolivita”, integrantes al parecer de una peligrosa organización hamponil, seis individuos a bordo de tres motocicletas lanzaron dos granadas fragmentarias a la estación policial del 23 de Enero, ubicada específicamente entre la Quinta Avenida y la calle Carvajal.

estacion-policial

El inesperado e inusitado ataque “terrorista” ocurrió a las 3:45 minutos de la tarde de hoy miércoles, cuando en ese momento se encontraban dos funcionarios de la PA prestando servicios internos en ese despacho.

Se informó a través de fuentes ligadas al caso, los hampones pasaron frente al comando policial verificando y obteniendo información de cuantos policías estaban ahí en ese momento.

Al llegar a una esquena, los delincuentes se separaron. Unos de ellos se dirigieron hacia la calle Carvajal y el resto por la Quinta Avenida. Simultáneamente los bandidos arrojaron los respectivos detonantes.

Una de las granadas cayó a la entrada del comando,  dejando daños materiales a la estructura y la segunda en el patio trasero, cerca donde están alojadas las celdas de los presos. A Dios gracias que para ese momento no había ningún detenido.

Una vez cumplida la misión, los presuntos terroristas emprendieron la huida a toda velocidad. Poco después se acercó un Convoy de la Guardia Nacional resguardando la zona y además una comisión de la Unidad de Explisivistas del Sebin, así como los investigadores del Cicpc.

La cuadra fue acordonada por medidas de seguridad, mientras que el personal de la policía política, al mando del comisario Guerrero, realizaban las experticias correspondientes.

Se dijo que el dispositivo que cayó a la entrada del puesto policial corresponde a una MP modelo 29, tipo fragmentaria.  Durante la explosión de los objetos, los vecinos se cundieron de pánico y terror, señalando que se trataban de “historias de fin de mundo”.

Al final de la tarde, uno de los presuntos autores del atentado es conocido con el apodo de “El Pirulo”.  Por otro lado, testigos manifestaron que vieron además un Ford Fiesta Power de color gris. La persona que conducía el vehículo es una persona, de tez blanca y de contextura fuerte.

Se dijo que los organismos policiales realizaban al cierre de esta edición varios allanamientos tras la captura de los sospechosos.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

fotos | JOSÉ LUIS VALERA