“elsiglo” sigue sin papel

A pesar de que la directiva del diario “elsiglo”, con el respaldo de los trabajadores, continúa redoblando esfuerzos para el pronto regreso de nuestra edición impresa, nuestros almacenes siguen vacíos, lo que imposibilita por ahora reactivar nuestra rotativa.

almacen-vacio

Importante es destacar que nos encontramos buscando soluciones y explorando alternativas. Sin embargo, al momento de emitir este comunicado, nos encontramos a la espera de confirmación de una ayuda internacional, a la par de las gestiones para la solicitud de un préstamo que nos permita seguir operando.

Mientras concretamos la fórmula para el anhelado regreso, todo el equipo informativo de “elsiglo” continúa activado en la búsqueda de las noticias, para dar forma a nuestra tradicional edición, pero esta vez en su versión digital, disponible a través de nuestra página web www.elsiglo.com.ve, y nuestras activas redes sociales. 

Son 43 años de historia comunicacional, a través de los cuales hemos consolidado una relación de estima con nuestrso lectores, y a su vez, hemos cimentado un prestigio informativo con veracidad en las noticias y seriedad en la cobertura.

Pero desde el año 2014, hemos estado confrontando dificultades para el acceso a la materia prima, es decir, el papel prensa, planchas y tintas, indispensables para llevar adelante nuestra misión de garantizar el derecho de la población a mantenerse informado.

Sin embargo, a lo largo de estos casi tres años de dificultades, nos hemos visto en la necesidad de reducir nuestra circulación, disminuir nuestros cuerpos infornativos y páginas, e incluso tuvimos que eliminar el color, para así administrar las reservas que con gran esfuerzo pudimos canalizar desde el mercado internacional.

Paralelamente, hemos visto fracasar nuestros esfuerzos de obtener el suministro de papel  prensa del Complejo Editorial Alfredo Maneiro, cuyas autoridades autorizaron el último suministro a principios del año 2015. Desde ahí, quedamos completamente fuera de la lista de medios venezolanos a los cuales suministran la materia prima, sin saber las razones de tal exclusión. 

Y para agravar la problemática, nos ha resultado imposible acceder a las divisas necesarias para adquirir la materia prima en el mercado internacional, especialmente el papel periódico, que solo está disponible en el mercado internacional. Aspecto álgido de este punto es que no podemos utilizar nuestros propios recursos para la adquisición de los dólares, ya que la empresa no gestiona en ningún momento la entrega de divisas sino la compra de las mismas, o sea, tratamos infructuosamente de convertir nuestros bolívares en dólares.

Y mientras seguimos en la búsqueda de la materia prima, mediante una ayuda internacional, se mantendrá la ausencia de “elsiglo” en kioskos, lo que afecta el modo de vida de más de 1.200 personas que subsisten vendiendo “elsiglo”, especialmente los pregoneros.

Además de la preocupación de los 250 trabajadores que diariamente forjan el periódico de mayor tradición y circulación en la región central, se mantiene la incertidumbre de nuestros fieles lectores, ya que por ahora y hasta nuevo aviso, nos resultará imposible canalizar en la edición impresa las denuncias de las comunidades, las opiniones de los políticos, las alegrías y tristezas de la colectividad, sin embargo, queremos dejar claro el compromiso eterno de “elsiglo” de seguir contigo.

 

elsiglo