ONG informa que tasa de homicidios aumenta en Venezuela

Los homicidios en Venezuela alcanzaron una tasa de 90 por cada 100.000 habitantes, lo que convierte al país en uno de los más violentos del mundo, de acuerdo a estimaciones difundidas el lunes por una organización no gubernamental.

Un informe del Observatorio Venezolano de Violencia, dedicado a los temas referidos a la seguridad, indicó que el año culminará con una cifra estimada de 27.875 muertes violentas.

De acuerdo con el estudio, la tasa de homicidios cerrará 2015 en 90 por cada 100.000 habitantes, lo que representa un incremento en comparación al índice de 2014 que había sido de 82 por cada 100.000 personas.

Voceros del Ministerio de Interior y Justicia no estuvieron disponibles para hacer comentarios sobre el informe.

“La violencia se ha incrementado en el país por ausencia y exceso de Estado. Por ausencia de la protección de las personas y del castigo de los delincuentes; en exceso por el incremento de controles y regulaciones que han llevado al incremento de los abusos de los encargados de su aplicación y al surgimiento de mercados y conductas paralegales o ilegales”, señaló el informe.

Las estadísticas de la organización se diferencian notablemente de los indicadores que escueta y rara vez ofrece el gobierno. Según los registros oficiales la tasa de homicidios está en 39 por cada 100.000 habitantes.

“Los venezolanos enfrentamos una ausencia total de información oficial sobre las cifras de homicidios proporcionadas por los organismos competentes del poder ejecutivo y judicial”, destacó la organización que sostiene que sus cifras y las de otros organismos independientes “son conservadoras”.

El documento señala que “los investigadores de las siete universidades nacionales, públicas y privadas, que integramos el Observatorio… nos vemos en la obligación de ofrecer al país nuestro balance sobre la situación de violencia que ha vivido Venezuela en el año que culmina”.

De acuerdo con la ONG en Venezuela también han aumentado los ataques de los delincuentes contra policías y cuando menos un agente muere a diario, a menudo para quitarle el arma.

Fuente: AP