Poco a poco llegan los temporadistas a Choroní

CANAIMA

Temporadistas de diferentes estados del país optaron por disfrutar de las costas aragüeñas durante el último fin de semana de 2015, siendo la playa de Choroní el destino turístico preferido por los visitantes.

salvavidas-a-la-orilla-del-mar

Al llegar al pueblo de Choroní se siente la algarabía, los temporadistas haciendo sus compras para partir a Playa Grande, a pesar que en relación a los años anteriores, no se observa este sitio costero tan abarrotado como es de costumbre.

El equipo reporteril de elsiglo al hacer un recorrido observó como desde el terminal interno de Choroní muchos visitantes llegaban desde bien temprano para disfrutar de las calidas aguas de Playa Grande. Otros particulares partían en servicio de lancha a otros destinos como Chuao y Cepe.

En el caso de la familia Pinto, llegaron a visitar Choroní desde Guarenas. Manifestaron su complacencia por estar en tierras aragüeñas, por lo que se quedarán una semana en la playa. “Siempre venimos a visitar a la familia y amigos y también a disfrutar de las layas aragüeñas. Nos parece que la comida es riquísima y a precios no tan costosos como en otros lados”, expresó la familia.

En toda la extensión de Playa Grande se observó la venta informal de bebidas, comidas rápidas como cachapas, hallaquitas, empanadas, frascos de mariscos, helados, entre otros.

Muchos de los visitantes aseguraron que lo costoso de los servicios de hotelería y comida, hacen que su estadía sea ida por vuelta. Comentaron que en años anteriores se podía pasar varios días en la playa, pero ahora con lo costoso que resulta viajar deben hacer el disfrute por un solo día.

MÁS AFLUENCIA

Los comerciantes como todos los años también fueron entrevistados acerca de la zafra decembrina. Recalcaron que en comparación al 2014 no ha habido buena movilización de temporadistas.

“Siempre llegan visitantes pero esto está muy solo en comparación a como nosotros estamos acostumbrados a ver en otras temporadas. Esperemos que mejore la situación para el fin que viene con la llegada de Año Nuevo, cuando la gente se de el primer chapuzón de 2016″, dijo Amarilys Hinojosa, quien es comerciantes de muchos años en Playa Grande.

Los precios de la comida y bebidas varían dependiendo del lugar. En Playa Grande una empanada cuesta 170 bolívares, mientras que la sopa se consigue desde 700 bolívares. Los pescados que son los preferidos por los turistas están desde mil bolívares hasta los más caros que son combos para varias personas.

Los vendedores ambulantes también ofrecen sus artículos. Las obleas rellenas con arequipe para los consentidos de la casa se venden en 100 bolívares, mientras que el frasco de mariscos está en 600 bolívares el pequeño en y los refrescos pequeños cuestan 200 bolívares.

En cuanto a la seguridad, no se activó ningún operativo especial por la zafra. Sin embargo, el Capitán José Peña, vocero del Cuerpo de Bomberos de Aragua, manifestó que los funcionarios de los cuerpos de rescate 171 y Protección Civil, se desplegaron por todo el eje costero para garantizar y preservar el orden durante estos días. Hasta este sábado no se había reportado ninguna novedad en el litoral aragüeño.

Hay puntos de salvavidas y atención de emergencias establecidos en Playa Grande, Chuao y Cepe, además de puntos de control a lo largo y ancho del área costera perteneciente a la parroquia de Choroní.

Las autoridades recomiendan no ingerir bebidas alcohólicas al momento de conducir para preservar la vida de quienes vayan en un vehiculo y evitar accidentes en la carretera o en las distintas vías del país.

WENDY RAMÍREZ | elsiglo