¿Es verdad que el azúcar causa hiperactividad en los más pequeños?

CANAIMA

Muchos padres son partícipes de la idea de que el consumo no controlado de dulces genera hiperactividad en los niños, a tal nivel que literalmente puedan subirse por las paredes.

Este pensamiento limita la dosis diaria de dulce y azúcar consumidos por los niños, para evitar situaciones no deseadas.

Richard Milich y Daniel Hoover, ambos psicólogos a principios de 1990, decidieron elegir una estrategia diferente para responder a la inquietud. Los especialistas seleccionaron a 31 niños de edades comprendidas entre los 5 y 7 años, quienes fueron identificados por sus padres como “sensibles al azúcar”. Dieron a los chicos una bebida endulzada con aspartamo (edulcorante no calórico) y grabaron en video la interacción con sus madres.

Posteriormente, los científicos informaron que solo a la mitad de las madres se les informó que los niños habían comido azúcar. Los padres que pensaban que sus niños estaban en un alto nivel de azúcar los clasificaron como más hiperactivos y les criticaron con mayor severidad.

Milich y Hoover aseguraron que el vínculo entre el azúcar y el comportamiento podría estar basado en las expectativas de los padres, no en el propio edulcorante.

Otro estudio realizado por Marcos Wolraich pediatra de la Universidad Vanderbilt, en 1995, con más de 400 niños no arrojó ninguna evidencia de que la creencia fuera cierta.

Pueden existir otros factores en juego cuando los niños “se vuelven locos”. Por ejemplo, los dulces y las tortas son alimentos básicos en fiestas de cumpleaños y eventos donde hay más niños, y con nivel alto de azúcar o no, siempre serán hiperactivos. O podría haber otras sustancias en la mezcla, como el chocolate, que está lleno de estimulantes, como cafeína y la teobromina.

Sin embargo, para muchos padres, el azúcar sigue siendo la mayor razón del comportamiento de sus hijos. “Siempre estamos buscando explicar nuestro comportamiento”, explicó Milich.

 

Fuente: Noticias 24