5 cosas que ocurren en las fiestas con tus amigos

CANAIMA

Una de las mejores cosas de ir a casa durante las vacaciones es poder reunirte con los amigos de tu ciudad natal. Esos amigos que, más que amigos, son familia.

Si los conocieras en el presente, quizá no comulgarías con ellos, pero llevan toda la vida a tu lado, has crecido con ellos, y ahora más que amigos, parecen primos o hermanos.

Con ellos puedes ser tú mismo, puedes abandonarte a la inmadurez, al ridículo, a decir una barbaridad y que aun así te sigan queriendo, porque nadie te conoce como ellos.

Y aunque con el paso del tiempo hayas hecho de nuevos, con los amigos de siempre conservas un nexo inexplicable creado a base de secretos, borracheras lamentables, habitaciones compartidas, apuntes prestados, lágrimas, berrinches, y bromas que solo vosotros comprendéis.

1. No importa cuándo fue la última vez que os visteis

Cuando os encontráis, os parece que el tiempo no haya pasado. La nostalgia os golpea, y es como si estuvieras de nuevo en la ESO. Existe algo mágico en saber que todavía puedes ser tú mismo y regresar al punto donde lo dejasteis.

2. Tenéis tanto que contaros que acabáis afónicos

Han pasado tantas cosas desde que os visteis por última vez que sientes que tienes demasiada sabiduría y experiencias que traspasar. Estáis dispuestos a discutir del amor, la vida, el trabajo y el futuro. No hay nada como tener consejos de alguien junto al que crecimos.

3. Por fin te puedes poner al día de los cotilleos de la ciudad

Has estado meses esperando para hablar de que Pepe se casa ese verano con la petarda de su novia, que Pepa está embarazada otra vez, y que Pepín dejó a Pepona después de años juntos desde el instituto. Son banalidades de las que solo puedes cotorrear con los amigos de toda la vida, y arder en el infierno con ellos.

4. Se discute sobre qué se hará en Nochevieja

Siempre hay mucha presión por divertirse en la víspera de Año Nuevo, así que siempre va a haber algún tipo de disputa al respecto. Ya sea sobre la localización, la decoración, o quién va a besar a quién, pero si no hay una discusión sobre Nochevieja, no es Navidad.

5. Pero sobre todo, te divertirás más que nunca

Es triste cuando tienes que partir de nuevo, pero en el fondo sabes que siempre tendrás ese núcleo en tu ciudad natal. Ellos siempre van a estar ahí cuando los necesites, así que siéntete feliz de tenerlos en tu vida.

Fuente: código nuevo