¿Cómo saber si realmente somos adictos a comer?

CANAIMA

Un estudio realizado por psiquiatras arrojó que un batido de chocolate puede producir en el cerebro el mismo efecto adictivo que la cocaína. Los investigadores dicen que los alimentos con niveles altos de azúcar y grasas le indican al cerebro que necesitamos ingerir determinado tipo de comidas.

Adicción-a-la-comida-4

1. La comida está siempre en tus pensamientos

Si pensar en comer o preocuparse en lo que acabas de ingerir te condiciona en distintos aspectos, como la vida laboral, social o en las relaciones con las personas de la familia, puede ser que tengas un gran problema de adicción a la comida.

2. Imposible detenerse

Si crees que tu amor por la comida está totalmente fuera de control, o si quieres ponerle un alto a tu manera de comer, pero por mucho que lo intentas no puedes, seguramente sea una señal de que necesitas ayuda profesional.

Adicción-a-la-comida-2

3. Comer en secreto o mentir sobre lo que se ha comido

Una de las características más comunes de las personas que son adictas a la comida es que suelen comer a escondidas o mentir sobre lo que han consumido. Los sentimientos de vergüenza y culpabilidad a la hora de comer, son otra señal de un desorden alimenticio.

4. Comer estando lleno

Comer en exceso en alguna fiesta de cumpleaños o en Navidad es una cosa, pero que la costumbre se vuelva rutinaria, es otra. Si comúnmente comes mucho, hasta el punto en que sientes dolor de panza o no puedes parar de comer aún estando satisfecho, probablemente seas adicto a la comida.

Adicción-a-la-comida-1

5. Una obligación cuando estás enfermo

Si constantemente buscas comer cosas con alto contenido en grasas y azúcar cuando estás solo, aburrido, estresado, ansioso o deprimido, puede ser una alarma de adicción a la comida. El cuerpo suele aplacar esos sentimientos con distintos tipos de alimentos.

Adicción-a-la-comida-3

 

 

Fuente: Planeta Joy