Movimientos sociales y transportistas se congregan en las afueras de Miraflores

CANAIMA

Movimientos sociales y transportistas de Caracas se movilizan este miércoles hacia el Palacio de Miraflores, en Caracas, para ratificar su respaldo a la Revolución Bolivariana, luego del revés electoral en los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, cuando la derecha obtuvo la mayoría de los escaños para el período de cinco años que comenzará el 5 de enero venidero.

Diversas propuestas se dejan escuchar para seguir profundizando el proceso revolucionario que se construye desde 1999 en Venezuela, entre ellas la conformación de mesas de trabajo entre el Gobierno Bolivariano, los viviendo venezolanos y representantes del sector transporte.

Los ciudadanos movilizados también rechazan las pretensiones de la derecha de derogar leyes fundamentales para la protección del pueblo como la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, promulgada por el comandante Hugo Chávez en 2012.

“Estamos en defensa de la Asamblea Nacional, en defensa del presidente de la República, Nicolás Maduro (…) Estamos pendientes de seguir trabajando y de seguir en pie de lucha con el presidente Maduro”, expresó Kleber Arcaya, uno de los transportistas movilizados.

En la caminata, que transmitió Venezolana de Televisión, Edimar Rodríguez, vocera de la parroquia Caricuao, propuso continuar dinamizando los planes de construcción de viviendas en el país, mientras que Oscar Moreno, vocero comunal, sugirió la creación de una comisión presidencial que ampare a los viviendo venezolanos.

Desde su creación, en 2011, hasta este mes, la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) ha construido 939.140 nuevos hogares en todo el país.

La meta es llegar a la vivienda un millón antes del 31 de diciembre de este año. Este programa social fue creado por el líder socialista Hugo Chávez como política para atender, en principio, a las familias venezolanas que habían perdido sus hogares tras las intensas lluvias registradas en el territorio nacional a finales de 2010 y principios de 2011.

Posteriormente, la misión se extendió al resto de la población que por razones económicas no habían podido adquirir un techo propio.

Las casas otorgadas por la Misión Vivienda cuentan con amplios espacios comunes, de dos a tres habitaciones, baños, sala, comedor y cocina, así como áreas socioproductivas, educativas y de atención médica.

 

Fuente: AVN