Gobierno de Colombia y Farc-EP firmarán acuerdo sobre víctimas del conflicto armado

CANAIMA

El Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP) firmarán este martes en La Habana, Cuba, un acuerdo sobre las víctimas del conflicto armado en la nación neogranadina.

Dialogo de paz

Este consenso es el cuarto que se logra durante el actual proceso de paz iniciado en 2012 en la isla, tras el cierre de los puntos sobre tierras y desarrollo rural, participación política de la guerrilla, y drogas ilícitas y combate al narcotráfico, refiere una nota de Prensa Latina.

Además, se realiza casi un año y medio después de que las partes comenzarán el debate de este punto, estipulado en la agenda que se discute para poner punto final a la confrontación.

Este lunes una delegación de 10 víctimas de la confrontación viajaron a La Habana para participar en la firma de este acuerdo, que incluye verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición y el sistema de justicia transicional que se aplicará.

Luego de alcanzar este acuerdo, el proceso de paz estaría en su último tramo para alcanzar el fin del conflicto, así como los mecanismos de refrendación, implementación, y verificación de un eventual acuerdo final.

La Farc-EP presentó este lunes un documento contentivo de 10 propuestas para garantizar el fin de la guerra y la construcción de una paz estable y duradera, precisa la nota de Prensa Latina.

Este documento, publicado en la página web de esta organización insurgente, contiene iniciativas sobre los puntos 9 y 10 de la agenda que discuten con el gobierno colombiano, referentes al cese bilateral de fuegos y a la dejación de armas por parte de las Farc-EP y del Estado colombiano.

Los diálogos de paz entre las Farc-EP y delegaciones del Gobierno colombiano comenzaron en La Habana en noviembre de 2012, con el propósito de poner fin a más de 50 años de conflicto armado entre ambas partes.

En dichos diálogos, los Gobiernos de Cuba y de Noruega actúan como garantes del proceso de paz, mientras que Chile y Venezuela hacen lo propio en calidad de acompañantes.

Fuente: AVN