Prisión a estadounidense en caso trata de menores en Perú

Un juez ordenó la prisión preventiva de un estadounidense mientras es investigado como supuesto jefe de una organización criminal de trata de personas con fines de explotación sexual por más de una década, informó el lunes el poder judicial.

El magistrado Richard Concepción, del primer juzgado de investigación, confirmó el pedido de la fiscalía que solicitó la prisión por 18 meses contra Joshua David Brown, de 64 años y nacido en New Hampshire, por supuestamente captar a “mujeres mayores y menores de edad, quienes eran ofrecidas a clientes extranjeros por significativas sumas de dinero”.

El 5 de diciembre Brown fue capturado por la policía en una operación en diversas partes de la capital donde se halló a cuarenta víctimas, entre ellas once menores de entre cuatro y diecisiete años. En una de las casas de Brown se encontró material pornográfico de menores de edad.

Concepción también ordenó el mismo tiempo de prisión, mientras se investiga, a otros tres peruanos que cumplían los papeles de tesorero, encargado del cobro a los “clientes” y encargado de transportar y pagar a las víctimas. Un miembro de su organización criminal es una madre que ofreció a sus dos hijas, de siete y cuatro años de edad, para ser explotadas sexualmente.

El general Oscar Gonzáles, jefe de la división policial de Trata de Personas, dijo a la prensa que Brown tenía un foro en internet de acceso restringido llamado “International Sex Guide” donde ofrecían servicios sexuales de menores a través de catálogos de fotos. “Ha durado más de 12 años porque ha tenido el cuidado de tener a sus clientes, cualquier no podía acceder a él”, dijo Gonzáles. También exhibió una carta de una niña de 14 años que le escribe en 2002 a Brown y le dice que ella se escapará de su pueblo en el norte del país.

La policía mostró un organigrama donde se investiga supuestos envíos de dinero de Brown a Tailandia y contactos con clientes extranjeros.

En Perú el delito de trata de personas en su modalidad agravada, en el que se incluyen como víctimas a menores de edad, se castiga con 25 años de cárcel.

Fuente: AP